¿Qué temas preferís que desarrolle?

viernes, 10 de febrero de 2012

Ficha de Ayame


Nombre: ¿Ayame?

Edad: 26 en apariencia

Sexo: Masculino

Raza: Humano

Aspecto físico: Joven de rasgos plebeyos, no especialmente guapo, pero sin poder decirse que sea feo. Tiene el pelo de color dorado y largo de extensión, recogido en una coleta. Los ojos le brillan con una extraña aura verdosa, aunque se aprecia que son marrones o puede que dorados.

Posee un cuerpo atlético que está cubierto por una armadura de placas tan dorada como su cabello. Una espada cuelga de su cinto a la izquierda, aunque, a diferencia de lo que indicarían sus rasgos, parece una espada curva.

Mas todo esto poco importa porque es invisible y nadie puede siquiera notarlo.

Personalidad: Imagínate que eres simpático, divertido, ocurrente, locuaz y, en definitiva maravilloso en todos los aspectos pero que nadie te hace caso y todo el mundo se dedica a ignorarte. ¿A que estarías enfadado? Pues él no, tiene mucha paciencia y los años le han enseñado que, a pesar de que la gente por lo general es maleducada, hay unos pocos que merecen la pena.

Los años lo han hecho práctico y no suele tener reparos en poseer o en usar su espada para acabar con los enemigos. El objetivo de un combate es ganar y matar al enemigo ¿no? Así que él desenvaina su espada, corta unos pocos espíritus y fin. ¿Por qué el resto no lo entiende?

Le gusta mucho hablar y que le hablen, de hecho, es una tortura que nadie le haga caso por sí mismo, siempre tiene que hablar a través de otros...

Lo que más le molesta y, es recomendable estar lejos cuando lo hagas, es llamarlo fantasma. ¡No está muerto! Solo maldito.

Armas, poderes y habilidades únicas: Ayame es un ser maldito. Los dones que esa maldición le dio fue ser a todos los efectos como un espectro de gran poder, salvo por el hecho de estar vivo. Es invisible e inaudible todo el tiempo, es imposible detectar que está ahí y, como está vivo, no puede ser encadenado o expulsado como pasaría con cualquier "otro" fantasma.

Los poderes que se le han atribuido son la posesión de mortales y el misterioso poder de su espada. Cuando la desenvaina, parece que ésta toca a sus adversarios, pero es solo un efecto que pueden ver los privilegiados que han nacido con ese don. Realmente su espada es conocida en los círculos más secretos de las Escuelas de Magia y de la Inquisición como "Devoradora de Almas" para las primeras o "Mano de la Bruja" par los segundos.

Objetivos: Encontrar a cierta pelirroja maldita mil veces que hizo que él y sus dos compañeros acabaran en este estado...

Lazos familiares:
Ninguno vivo.

Organizaciones: Se le ha visto colaborando con Neomundi, aunque no se puede decir que sea miembro de tal organización

Iniciada el 2 DE OCTUBRE DE 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada